Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!

 

 

 

 

DESPIERTA LA LUZ CURATIVA DEL TAO

Mantak y Maneewan Chia

Editorial Mirach

1993, 2ª edición 2006

ISBN 84-87476-42-2

 

Págs. 208-210.

Efectos secundarios de practicar sin derivación a tierra

Psicosis Kundalini

Sin derivación a tierra, el que hace los ejercicios puede sentir muchos efectos secundarios negativos. Entre tantos como pueden producirse, uno de los más corrientes es la "Psicosis Kundalini" (conocido también como "Síndrome Kundalini") (Fig. 7-2). La psicosis Kundalini se produce cuando un Chi demasiado caliente o Yang sube por la espina dorsal (o canal psíquico derecho o izquierdo) hasta el cerebro y se bloquea en él. Como síntomas, se puede notar mucho calor y/o presión en la cabeza o el corazón, alucinaciones visuales y auditivas, paranoia, desorientación, ideas obsesivas e insomnio. Estos síntomas pueden durar días, semanas o incluso más tiempo.

Algunas personas han tenido la psicosis Kundalini de forma espontánea, sin haber hecho ningún ejercicio de energía. Otras la han activado accidentalmente utilizando drogas con otros fines. Hay también quienes han disparado la psicosis Kundalini como consecuencia de hacer prácticas de meditación en las que no se da mucha importancia al equilibrio de la circulación de energía. Hakuin Zenji, el padre de la escuela Rinzai japonesa de Budismo Zen, escribió en su famoso libro The Embossed Tea Kettle sobre la "enfermedad Zen" que atacaba muchas veces a sus monjes y casi lo mató a él. Hakuin acudió finalmente a un ermitaño taoísta para que lo curase.

En los tiempos modernos, las personas que tienen la psicosis Kundalini pocas veces saben cuál es la causa del problema y suelen diagnosticarles una psicosis. Muchos han sido internados en hospitales psiquiátricos y han sido tratados, casi siempre sin éxito, con una medicación fuerte y psicoterapia. Como la causa de esta perturbación es, en realidad, energética, el tratamiento más eficaz para la psicosis Kundalini consiste en hacer que baje esta energía desde la cabeza, por el ombligo y las plantas de los pies. Esto se hace abriendo la Órbita Microcósmica.

Hacer que baje esta energía es mucho más fácil si se aprenden las técnicas de derivación a tierra. La energía de la tierra, Yin y magnética, ayuda a atraer la energía hacia abajo. También se puede atraer hacia arriba la energía Yin de la tierra, con lo que se enfría el calor de la cabeza y aumenta la fuerza Yin de los riñones. La rapidez y la eficacia de esta cura puede ser espectacular: muchas veces desaparecen los síntomas casi de inmediato y se puede conseguir la curación total en dos o tres semanas o incluso en días.

Otros efectos secundarios

Entre otros problemas que pueden producirse por la falta de derivación a tierra está el exceso de calor, la hipertensión, dolores de cabeza, palpitaciones o arritmia, falta de atención a los detalles de la vida, distracción o una sensación general de picor. Todos estos síntomas se pueden evitar normalmente mediante la simple técnica de abrir la Órbita Microcósmica y aprender a conectar con la energía de la Madre Tierra (Fig. 7-3).

Es posible que necesites más práctica para descargar el exceso de energía (o energías emocionales negativas) que tienden a bloquearse en el corazón o en la cabeza cuando se abre por primera vez la Órbita Microcósmica.

 

 

Págs. 344-345.

Calentamiento excesivo del cerebro: el síndrome Kundalini

Causas del síndrome Kundalini. Otros sistemas son partidarios de acumular una gran cantidad de energía con prácticas tales como el celibato. Esta energía puede elevarse espontáneamente por la espina hasta el cerebro, teniendo como consecuencia el síndrome Kundalini. Cuando esta poderosa energía Yang asciende de golpe, el cuerpo no sabe qué hacer con ella y puede producir todo tipo de síndromes, psicosis y daños en los órganos y los sentidos.

El síndrome Kundalini también aparece si se concentra la atención durante mucho tiempo en el entrecejo o el Tercer Ojo sin haber abierto el Canal Funcional para tener un camino Yin para fundamentar, descargar y reciclar la energía.

Los síntomas del síndrome Kundalini. Entre las complicaciones que aparecen como consecuencia de la congestión de energía en la cabeza están la calvicie repentina, los dolores de cabeza, zumbidos de oídos, destellos y psicosis. Estos problemas pueden aparecer si la energía asciende por la espina sin que se libere en el cráneo o baje por el canal frontal hasta el ombligo. Este síntoma ha causado dolores agudos, sobre todo a los que buscaban tratamiento en los médicos occidentales, porque la medicina occidental no da el tratamiento al flujo de energía del cuerpo (para más información, leer The Kundalini Syndrome del Dr. Lee Sannella).

Cómo evitar y tratar el síndrome Kundalini. Para evitar estos problemas hay que abrir los canales de la Órbita Microcósmica y almacenar en el ombligo todas las energías acumuladas. La meditación de la Órbita Microcósmica equilibra el flujo del Chi haciendo que circule la energía en sentido ascendente por los centros vitales calientes y, en sentido descendente, por los centros refrescantes, antes de recogerla en el ombligo. Esto pone en armonía de una manera natural las energías Yin y Yang (frías y calientes), a diferencia de la importancia que se da en la práctica Kundalini al movimiento Yang ascendente de energía sin fundamentarlo en la energía refrescante Yin.

Es mucho mejor hacer que la energía ascienda de una manera gradual y controlada. Se puede compara con el intento de hacer que el agua suba al último piso de un rascacielos. Una posibilidad es instalar una bomba en lo alto del edificio. Funcionará; pero con mucho esfuerzo. Otra idea mejor es instalar una bomba en la planta baja y colocar bombas pequeñas en todo el edificio, de modo que cada bomba envíe agua a la siguiente.

De una manera parecida aprendemos en la práctica taoísta a activar varias bombas diferentes: el perineo, el ano, el sacro, las glándulas adrenales, la séptima  vértebra cervical y la base del cráneo (parte de la bomba craneal junto con la coronilla) para bombear mejor la energía por las 24 vértebras. Enviar diariamente la energía por la espina al centro superior y bajarla por la parte frontal fortalece los órganos y las glándulas, reduce los efectos secundarios y utiliza con mayor plenitud la fuerza vital. En el camino taoísta, el Despertar de la Luz Curativa es un proceso continuo. No sucede de repente, sin darte la posibilidad de tratar el exceso.