Leyenda india

Una vieja leyenda hindú explica que hubo un tiempo en que todos los hombres eran dioses pero abusaron tanto de su divinidad que BRAHMA, el señor de los dioses, decidió quitarles el poder divino y esconderlo en un lugar donde sería imposible encontrarlo. El gran problema fue encontrar un escondite.

Los dioses menores fueron convocados a un consejo para solucionar el problema y propusieron: "Enterraremos la divinidad del hombre en la tierra". Pero BRAHMA contestó, "Esto no valdrá para nada porque el hombre cavará y la encontrará".

Los dioses replicaron, "En este caso tiraremos la divinidad en lo más profundo del mar". Pero BRAHMA contestó de nuevo y dijo: "No, porque tarde o temprano el hombre explorará los fondos de todos los mares y un día la encontrará y la sacará de donde está".

Entonces los dioses dijeron: "Llevaremos la divinidad a la cumbre de la montaña más alta y allí la esconderemos". Pero BRAHMA contestó, "No, porque el hombre acabará escalando todas las montañas de la tierra y un día la encontrará y se la llevará."

Y los dioses respondieron: "No sabemos dónde esconderla, pues no existe sitio en la tierra o en el mar donde el hombre no pueda llegar".

Entonces BRAHMA dijo: "Lo que vamos a hacer con la divinidad del hombre es esconderla en lo más profundo de él mismo, porque es el único sitio donde no pensará jamás en buscar".

Desde entonces, concluye la historia, el hombre ha dado la vuelta a la tierra, ha escalado, cavado, buceado y explorado a la búsqueda de algo que está dentro de él.