Revista "HUMO", número 43/3241, del 15 de octubre de 2002.

 

Vicky Versavel, actriz de la serie "Familie", un año después del diagnóstico

 

"Sin el cáncer nunca habría encontrado la verdadera felicidad"

 

Hace exactamente un año Vicky Versavel, actriz de la serie "Familie", decidió no tratar con quimioterapia el tipo de cáncer poco común que padecía. Prefirió buscar la ayuda de Jo Van Eeckhout, un médico alternativo controvertido de Rijkevorsel que ya había sido suspendido un par de veces por el Colegio Oficial de Médicos e incluso condenado por no respetar su última suspensión. En aquel mismo periodo murió de cáncer en Holanda la actriz Sylvia Millecam. Ella también le había dado decididamente la espalda a la medicina clásica, poniendo su destino en manos de la "vidente" holandesa Jomanda.

La elección de Versavel causó un gran revuelo en Flandes, y más cuando la actriz declaró unos meses más tarde que el cáncer había desaparecido completamente de su cuerpo. Aunque hace un año los médicos le había dado un pronóstico de supervivencia de un 45% (y eso sólo si se sometía a un tratamiento intensivo de quimioterapia), hoy en día Vicky Versavel tiene un aspecto sorprendentemente sano y feliz. Pero esto ¿se lo debe a su médico, Van Eeckhout, como ella misma opina, o sigue siendo este "curandero" un peligro para sus pacientes, como afirman otros, el profesor Willem Betz a la cabeza?

 

HUMO Hace un año los médicos detectaron un tumor maligno en tu espalda. ¿Te pilló por sorpresa, o habías visto venir la tormenta?

VICKY VERSAVEL Y hacía bastante tiempo que había una bolita en mi espalda, en la zona del omóplato derecho, pero creía que se trataba de un granito inofensivo, así que esperé mucho tiempo antes de hacer nada al respecto. La bolita fue creciendo, sin embargo, y al final fui a ver a mi médico de cabecera y él me dijo: "Es una bolita de grasa, Vicky. Déjala". Pero esa "bolita de grasa" no paró de crecer y al final incluso la gente empezó a comentármelo cuando me cambiaba de ropa, por ejemplo. Entonces le pedí a mi médico de cabecera que extirpara la bolita y se acabó. Al menos, eso pensábamos, porque al poco rato empezó otra vez a crecer. Entonces fui a ver a un dermatólogo, que también extirpó la bolita. Cuando aquella intervención tampoco resultó suficiente, terminé viendo a otro dermatólogo, que realizó una biopsia. El análisis del tejido demostró que no se trataba de una bolita de grasa, sino de un tumor, un tumor maligno. Recuerdo las palabras de aquel médico como si fuera ayer: "Es un tumor muy maligno, lo tenemos que quitar lo antes posible. No hay tiempo que perder".

HUMO ¿Cómo reaccionaste ante aquella noticia?

VERSAVEL En el momento mismo no la asimilé muy bien pero, una vez en casa, de repente me di cuenta: "Socorro, ¡tengo cáncer!" y eché a llorar. Una hora más tarde, sin embargo, ya estaba sentada delante del ordenador para investigar exactamente qué tipo de cáncer tenía y cuál era mi pronóstico. Quería estar segura de que no me habían contado ningún cuento en el hospital.
Unos días más tarde me operaron y fue sólo después de aquella operación y de un análisis profundo del tumor extirpado cuando descubrimos exactamente de qué cáncer se trataba: un tumor neuroectodérmico primitivo, una forma rara del sarcoma de Ewing, un cáncer de huesos que se da sobre todo en los niños. Según los datos que encontré en Internet, sólo se han constatado treinta casos en Bélgica en los últimos veinte años.

 

Un 45% de probabilidad

HUMO Después de extirpar el tumor, los médicos propusieron iniciar en seguida la quimioterapia. ¿Temían que la operación no hubiera sido un éxito?

VERSAVEL El problema era que el tumor ya no estaba bien encapsulado, después de tantos intentos de cortarlo; los médicos temían que se hubieran quedado algunas células cancerosas en mi espalda, células que rápidamente podían metastatizar. La quimio era según ellos la única manera de prevenirlo. Cuando le pregunté al médico qué probabilidades tenía de sobrevivir, contestó: "Es un cáncer muy agresivo que se extiende muy rápidamente a tus órganos. Con quimio tienes un 45% de posibilidad. Sin quimio ninguna".
Tenía que empezar la quimio dentro de tres semanas. El plan era que yo iría al hospital cada tres semanas para estar conectada a un gotero con quimio durante tres días. El tratamiento completo constaría de siete sesiones, y después vendrían seis sesiones más. Los médicos dijeron: "No te hagas ilusiones: es uno de los tratamientos químicos más fuertes que hay".

HUMO Un veredicto muy duro.

VERSAVEL Recuerdo que le pregunté a un enfermero: "¿Qué podré todavía comer?". Me contestó: "Señoriiita, no te preocupes por eso: ya no podrás comer. Estarás tan enferma que ya ni podrás tragar".
Pero lo peor fue que los médicos ni siquiera sabían si la quimio funcionaría. Al tratarse de un cáncer tan raro, desconocían totalmente qué cóctel químico era el más adecuado. Mi expediente médico no tenía mucha más información que la que yo misma había encontrado en Internet. Ellos pensaron: mejor ir sobre seguro y darle el cóctel más fuerte.

HUMO ¿Al principio te resignaste y estuviste dispuesta a someterte a la quimio?

VERSAVEL Sí, acepté lo que me pasaba. Eso realmente les sorprendió en el hospital. Cada vez que el médico venía a darme una mala noticia, pensaba que sería un duro golpe para mí pero yo siempre decía algo como: "Oh, vale". Cuando me dijo: "Perderás el pelo", le contesté: "Vale". Y cuando me dijo: "Te quedarás estéril", le contesté: "Vale". También me daban muchas tarjetas con el teléfono de psicólogos porque todos estaban convencidos de que me mantenía fuerte pero que en cualquier momento me vendría abajo.

HUMO La perspectiva de quedarte irrevocablemente estéril por la quimioterapia intensiva, aquello sería lo peor, ¿verdad?

VERSAVEL Sí, totalmente. Fui a una clínica de fertilidad para pedir consejo y me dijeron: "La única posibilidad que tiene para poder tener hijos alguna vez es sacar un par de óvulos y congelarlos". Y lo hice, porque quiero tener hijos más adelante, sin lugar a duda. No es nada seguro que esos óvulos congelados puedan fertilizarse –todavía es una técnica muy nueva– pero quería aprovechar todas las posibilidades, por pequeñas que fueran.

 

Clarisintiente

HUMO Pero al final no elegiste la quimioterapia, sino un tratamiento "alternativo", con el doctor Jo Van Eeckhout.

VERSAVEL Sí. Me operaron el 16 de agosto y tenía que empezar la quimio el 3 de septiembre. Pero, como estaba empeñada en sacar unos óvulos antes de la primera sesión, pedí que se aplazara una semana. Y en esa semana, entre el 3 y el 10 de septiembre, conocí a Van Eeckhout.

HUMO ¿Estabas buscando una medicina alternativa?

VERSAVEL No, para nada. A través de su trabajo, Steven, mi ex marido, conocía a gente a la que Van Eeckhout había tratado y me propuso probarlo. Pero yo pensé: "No, por favor. No nos compliquemos la vida". No quería correr ningún riesgo: quería darme a mí misma la mayor probabilidad de curarme. En aquel momento no sabía nada sobre tratamientos alternativos, por no hablar de si creía en ellos. Pero Steven estaba convencido de que Jo Van Eeckhout me iba a ayudar, porque la hija pequeña de su colega había tenido un tumor en la boca y después de unos tratamientos desapareció totalmente. Al final Steven logró convencerme para que llamara y Van Eeckhout me dijo por teléfono: "Propongo simplemente que te pases por aquí mañana, yo te explicaré algunas cosas y después tú eliges".
Cuando estaba sentada en su consulta al día siguiente, Van Eeckhout me dijo: "Si podemos tomar las medidas correctas, te curarás. Sin quimioterapia". Puede que suene loco, pero yo en seguida estaba convencida de que podía confiar en él. Es más: yo sabía que él tenía razón.

HUMO ¿Cómo pudiste estar tan segura?

VERSAVEL Porque me había escuchado muy atentamente, me había hecho preguntas muy concretas y, sobre todo, me había tranquilizado. Me comprendía. Cuando me iba a casa una hora y media más tarde, me sentía muy tranquila y ligera, como si hubiera dejado toda mi energía negativa en aquel cuarto.
La gente a menudo me pregunta: "¡Pero explícanos qué exactamente es lo que ese hombre te hizo!". Pero ni yo misma lo sé. No lo entiendo en absoluto. Siempre he sido una chica muy racional, y lo que Van Eeckhout hizo conmigo, pues no lo puedo explicar racionalmente. Ni siquiera lo puedo aceptar racionalmente. Pero sí sé que no es ninguna tontería.
Al contrario de lo que muchas personas piensan, Jo Van Eeckhout no es ningún curandero. Simplemente tiene un don: es clarisintiente, clarividente, clarioyente y clarisciente [sic]. Si realmente hace falta, está incluso dispuesto a asumir parcialmente las molestias y la enfermedad, con tal de que el paciente se libere de ellas. Científicamente es difícil de explicar, pero yo lo he vivido.
Él tampoco usa solamente métodos alternativos, sino que después de estudiar la medicina clásica también estudió todas las posibles terapias alternativas. Luego sacó de todos esos métodos los que él mismo consideró los más servibles y eficaces. De hecho, no receta a todos sus pacientes la misma terapia específica: adapta su método dependiendo de la persona que tenga delante y de sus dolencias.

HUMO ¿Qué método utilizó en tu caso?

VERSAVEL Lo primero fue que trajo paz y claridad a mi situación. La paz interior es lo más importante para la sanación. El doctor Van Eeckhout me enseñó a soltar todos los pensamientos negativos y toda la energía negativa, me hizo ver la importancia de dormir lo suficiente y de comer adecuadamente, y me dio medicamentos sencillos y eficaces que reconstruyen el cuerpo. A los dos días de nuestra primera cita ya me sentía como si hubiera vuelto a nacer. Lo sé: suena muy ridículo tal y como lo estoy explicando, pero no tengo otra explicación. Cada vez que salía de la consulta del doctor Van Eeckhout, me sentía mil veces más fuerte y ligera que cuando había entrado.
Lo más importante es que estés dispuesta a colaborar en su propia recuperación. Esto significa en primer lugar que tengas que tomar un par de decisiones fundamentales. Si tienes cáncer, no debes solamente combatir los síntomas con radioterapia o quimio; debes abordar la causa del cáncer. El único modo de hacer esto es empezar a vivir diferente.
Esto quiere decir que a partir de ahora sólo hago algo si siento que es bueno para mí. Ya no hago concesiones si no me siento bien con ellas. Ya no hago nada que vaya en contra de mi naturaleza. Intento tirar por la borda todo el lastre y las frustraciones en mi vida, y seguir mi propio camino.

HUMO ¿Y esta es, según tú, la manera de prevenir y curar el cáncer?

VERSAVEL Totalmente. Y no solamente el cáncer, eh. Todas las enfermedades son el resultado de un sistema inmunológico debilitado, y un sistema inmunológico se debilita con un exceso de estrés y frustraciones.

HUMO A principios de año Jo Van Eeckhout afirmó en el programa "Telefacts" que habías desarrollado cáncer a través de tu hermano, que murió de un tumor cerebral hace cinco años y, según él, te "transmitió" su cáncer.

VERSAVEL Hablamos de esto sólo durante el primer tratamiento. Según el doctor Van Eeckhout el alma de una persona que muere puede quedarse aquí en la Tierra y pegarse a otras personas, en vez de "suavemente subir hacia la luz", como él dice tan bonito. Sé que suena muy raro. Pero cuando el doctor "soltó" a mi hermano durante el primer tratamiento y le ayudó a "subir", sentí cómo me volvía liberada.
Conozco a una mujer que había padecido terribles migrañas toda su vida. La mandé a la consulta del doctor Van Eeckhout y, nada más verla, este le dijo: "Usted lleva un alma encima". A continuación le quitó el alma –no me preguntes cómo– y de un día para otro sus migrañas desaparecieron. No ha vuelto a tener dolor de cabeza.
¿Qué haces con estas historias? Yo tampoco lo sé, sabes. Soy consciente de que todo esto suena muy extraño y nada científico, y que lógicamente es imposible, pero desde mi propia experiencia estoy abierta a todo lo que parezca imposible a primera vista, por la sencilla razón de que yo misma he experimentado que lo imposible a veces sí es posible".

HUMO Van Eeckhout sostiene que también puede curar a personas enfermas a distancia, por teléfono. Esto es realmente muy inverosímil.

VERSAVEL No lo sé. Durante el último año he dado su número de teléfono a un montón de amigos y conocidos con dolencias físicas y todos han dicho después: "Le hemos llamado una vez y desde entonces nos sentimos mucho mejor".

 

En el escáner

HUMO Cuatro meses después de tu primer "tratamiento" con Jo Van Eeckhout te metieron otra vez en el escáner.

VERSAVEL Sí, y entonces resultó que no había ningún rastro de cáncer en mi cuerpo. Solamente entonces se creyeron todos que estaba curada. El doctor Van Eeckhout ya estaba convencido de ello desde hacía tiempo: después de unas semanas de tratamiento ya me había dicho que estaba curada. La verdad es que yo también lo sabía porque me sentía supersana, pero se había creado un gran revuelo en los medios y todo el mundo calificaba a Van Eeckhout de estafador, así que la gente a mi alrededor insistía en que me sometiera a un chequeo. Pensé: "Venga, hagámoslo y así todo el mundo se queda tranquilo: la prensa, mis padres, mi familia y amigos, y también el mundo médico".
Hace unos meses, en julio, cedí ante la presión de los médicos y me volví a meter en el escáner, y otra vez no encontraron nada.

HUMO ¿Consideras que tu curación es un milagro?

VERSAVEL No, en absoluto. Fue un proceso muy natural: no tiene nada de milagroso.

HUMO La mayoría de pacientes con cáncer no se cura tan rápida y espectacularmente.

VERSAVEL Es verdad pero, si quieren, pueden.

HUMO Ahora sí que vas muy lejos.

VERSAVEL El problema es que las personas que padecen cáncer se suelen tratar de la manera equivocada: se destruyen a sí mismas. La quimioterapia extermina el cáncer –en el mejor de los casos– pero al mismo tiempo también se carga las otras células sanas. Esto no hace falta para nada porque cada persona tiene la posibilidad de hacerlo de otra forma. Todos tenemos un gigantesco sistema de defensas natural y solamente tenemos que aprender a activarlo. Una vez hemos aprendido esto, podemos combatir cualquier enfermedad o dolencia de modo natural.

HUMO ¿Crees realmente que es tan sencillo?

VERSAVEL Suena sencillo pero requiere un esfuerzo muy grande, fundamental, para llegar a este entendimiento. Es que tienes que atreverte a cuestionar tu vida entera, y tener el valor de cambiar costumbres y patrones equivocados.

HUMO ¿Qué cambiaste tú?

VERSAVEL Antes no sabía decir "no". Cuando mis amigas me preguntaban si salía con ellas y no tenía ganas, sí me iba con ellas porque, si no iba, me sentía culpable. O cuando alguien me ofrecía un trabajo, decía "sí" en seguida, incluso si el trabajo no me iba en absoluto; creía que para ser feliz tenía que trabajar lo más posible. Desde entonces he aprendido a decir "no" a las cosas con las que no me siento bien y a no sentirme culpable por ello. He aprendido a escuchar mi intuición, porque mi intuición sabe perfectamente lo que es bueno para mí y lo que no. Vivo mucho más consciente que antes.
Muchísimas personas no se quedan paradas consigo mismas y simplemente corren con los demás: viven según los valores y principios que los demás les imponen. Yo también lo hacía antes: me mataba trabajando, tenía tres trabajos al mismo tiempo, participaba con los demás. Y sobre todo: le daba mucha importancia a que todo el mundo me considerara amable y simpática. Vivía sin pensar. Ahora me doy cuenta de que entonces desconocía totalmente quién era y qué quería.
Ahora tiro regularmente del freno de emergencia. He dejado mi trabajo de profesora en la International TV School en Schiplaken y también he salido de la cervecería en Oud-Turnhout de la que era copropietaria. Antes trabajaba constantemente pero ahora sé que en el fondo no me gustaba nada. Ahora me tomo regularmente un día libre y entonces no hago nada: pienso un poco, o voy a pasear. Gano mucho menos que antes pero no me importa en absoluto. Llego muy bien a fin de mes y tampoco necesito más.
También he adoptado una actitud muy diferente respecto de los demás. Ya no cotilleo ni hablo mal. Intento tener respeto por todos y juzgar lo menos posible a los demás.
También le doy mucha menos importancia a mi aspecto. Ahora ya no siento vergüenza si bajo a la panadería en ropa vieja y sin maquillaje y me reconocen en la calle. Antes siempre quería estar perfecta a todas horas pero ahora he aceptado que soy quien soy, y me siento muy bien con ello.

 

El tren hacia Auschwitz

HUMO ¿Crees que tu cáncer ha desaparecido definitivamente?

VERSAVEL Estoy convencidísima, sí. Al menos, si puedo mantener este nuevo estilo de vida. Pero lo lograré, creo, porque la vida que tengo ahora es la única correcta para mí.
Por supuesto, hay momentos en los que no tengo ganas y simplemente quiero hacer como los demás, como antes. Entonces no quiero reflexionar demasiado sobre mi vida y pienso: "En vez de quedarme meditando me gustaría salir por ahí, como en los viejos tiempos". Pero sé que, si lo hago, estoy perdida.

HUMO ¿Les recomendarías a todas las personas con cáncer seguir la misma terapia que tú has seguido?

VERSAVEL No, porque sé que mucha gente no es capaz de cambiar ese chip. No están dispuestas a cuestionar su vida y buscar la verdadera causa de su cáncer. Hace falta valor para eso. En realidad, la quimio y la radio son terapias pasivas para personas que no son capaces de sanarse a sí mismas.

HUMO ¿Sigues viendo al doctor Van Eeckhout?

VERSAVEL Sí, de vez en cuando voy a su consulta, pero no tengo días fijos. Cuando siento que no estoy haciendo bien las cosas, cuando me siento cansada y apática y la energía en mi cuerpo empieza a bloquearse, pido una cita. Y después siempre me siento como si hubiera nacido de nuevo.

HUMO Sabes que Van Eeckhout ha sido suspendido dos veces por el Colegio Oficial de Médicos. A principios de este año fue condenado por no respetar esa suspensión y tiene varias investigaciones pendientes sobre sus prácticas médicas. ¿No te haces preguntas acerca de todo esto?

VERSAVEL No, en absoluto. Jo Van Eeckhout lleva el título de "doctor" y en Bélgica esto significa que tiene que seguir los métodos que el Colegio le impone. Pero él hace mucho más porque sabe que puede curar a los enfermos de otras maneras –muchas veces mejores– y esto al Colegio le cuesta aceptarlo.

HUMO "La quimio es el tren hacia Auschwitz", declaró Van Eeckhout en una ocasión. Menuda afirmación.

VERSAVEL Quizá hubiera sido mejor no decir aquello porque mucha gente se volvió en contra de él, tanto médicos como pacientes con cáncer. Pero acuda a la planta de oncología de un hospital y comprenderá lo que quiere decir.

HUMO Van Eeckhout también dice que las conservas, la comida congelada y las cenas calientes promueven el cáncer.

VERSAVEL Sí, cenar caliente por la noche necesita demasiada energía de nuestro sistema digestivo, y en las conservas y la comida congelada –para citar a Van Eeckhout– ya no queda vida. Aplico estos consejos alimentarios lo más estrictamente posible. Intento tocar el alcohol y las golosinas lo menos posible y también como pocos huevos y poca carne. Le recomiendo probarlo. A mí, en todo caso, me sienta muy bien.

 

La cicatriz

HUMO Tu tumor, ¿ha dejado huellas?

VERSAVEL Sí, una cicatriz grande en la espalda. Cuando me dejaron quitar la venda unos días después de la operación y la vi por primera vez, me desmayé: no pensé que sería tan grande. Pero ahora ya me he acostumbrado. Es una pena, por supuesto, porque a mí también me apetece de vez en cuando llevar un vestidito con la espalda abierta, pero no es una fuente de frustración para mí, en absoluto.

HUMO Hace un momento decías que, si sigues viviendo como ahora, nunca más tendrás cáncer. ¿De verdad crees eso?

VERSAVEL Cuando no me siento bien –y casi siempre es por estrés, o porque otra vez he dejado que otros decidan mi vida por mí– este es el primer pensamiento que me viene a la mente. Entonces ante la más mínima cosa que note en mi cuerpo, pienso: "¡Es el cáncer que vuelve!". El mejor remedio contra este tipo de pensamientos de miedo es vivir según tu propio ritmo, como yo he hecho durante estos meses: entonces estos pensamientos simplemente no surgen. De verdad, últimamente me siento formidablemente bien.

HUMO Hace poco dijiste: "Aparentemente es un hecho general que las personas que han tenido cáncer sienten una especie de unión con la naturaleza". ¿Qué querías decir exactamente?

VERSAVEL Simplemente que mucha gente que se cura de cáncer después le da de repente mucha importancia a la naturaleza. Yo también: antes no me daba cuenta en absoluto de todo lo bonito que me rodeaba, pero ahora puedo pasar horas caminando a solas en el bosque o mirando un cielo bonito. Ahora me doy cuenta de que mi mundo es la naturaleza, no todas esas cosas que antes consideraba tan importantes.

HUMO ¿Como la serie "Familie"?

VERSAVEL Estuve alejada de "Familie" durante un año y tengo que decir que con el tiempo sí eché de menos el actuar. Sé que "Familie" no es lo más alto a lo que puedes aspirar como actor, pero es igual, me alegro igual de poder actuar en la serie. Quizá a través de la serie llegaré a otras cosas que realmente me gustaría hacer; actuar en una película, por ejemplo. Pero mis ambiciones han disminuido mucho desde que he tenido cáncer. Me gustaría mucho tener un papel importante alguna vez, pero no seré infeliz si no ocurre. Tomo la vida tal como me viene.

HUMO El cáncer no ha sido el único golpe que has tenido que aguantar: el año pasado también fracasó tu matrimonio. ¿Tuvo lo uno que ver con lo otro?

VERSAVEL No, o quizá en el sentido de que ahora puedo decir con seguridad que yo en aquel matrimonio no era yo misma. Pero Steven y yo ya habíamos tomado la decisión de divorciarnos antes de mi cáncer. Al final estuve casada con él menos de dos años, pero no me avergüenzo de ello: mi matrimonio formaba parte de mi vida como persona inconsciente. Me casé con mi novio de toda la vida porque era lo correcto; hice lo que todo el mundo esperaba de mí. Nunca me pregunté: "¿Es esto realmente lo que yo quiero?".
Mi relación con Nico, mi nuevo novio, es totalmente diferente. Intento ya no concentrarme en mi pareja. En mi opinión, demasiadas personas echan demasiada agua al vino en sus relaciones. No es ninguna casualidad que ocho de cada diez matrimonios fracasen. Son todo personas que después de un tiempo constatan que se han perdido a sí mismas en su relación. No quiero vivir eso una segunda vez, por lo que ahora sólo me concentro en mí misma. Si no te concentras sobre el otro, tampoco te irritas por sus errores y defectos, y no hay ninguna razón para reñir.

HUMO ¿Alguna vez has parado a pensar que toda la atención que has recibido el pasado año sólo se debe a que sales en "Familie"? Otros pacientes con cáncer viven o mueren en el anonimato.

VERSAVEL Oh, soy muy consciente de esto. El pasado año he pensado a menudo: "¡Ojalá no fuera famosa! Entonces podría al menos recuperarme en silencio". Te puedo asegurar, cuando cada dos por tres ves titulares en los periódicos como: "Vicky Versavel juega con su vida", eso mina tu voluntad y energía para recuperarte, sabes. A veces realmente tenía la impresión de que la mitad de Flandes estaba mirando por encima de mi hombre, preguntándose: "¿Lo logrará o no lo logrará?". Era tremendamente estresante. Puedo decir con total convencimiento que, si hubiera vuelto a tener cáncer en aquel periodo, habría sido por culpa de la prensa.

HUMO En cierto sentido pareces casi contenta de haber tenido cáncer: la enfermedad claramente te ha convertido en otra persona.

VERSAVEL Así es, me alegro de que me haya pasado. Muchas personas buscan su felicidad en una casa bonita, un buen trabajo, ropa a la moda, una pareja atractiva, pero yo he podido experimentar que llevas una fuente de felicidad en tu interior. Esa fuente no te engaña nunca y siempre puedes dirigirte a ella. Estoy convencida de que he encontrado la verdadera felicidad, y sin mi lucha contra el cáncer probablemente nunca me habría dado cuenta de ello.
Ahora soy capaz de aguantar y relativizar muchos golpes. Ya no acuso a nadie cuando no me siento bien; yo llevo las riendas de todo en mi vida, y eso me da una sensación maravillosa. El dolor, las molestias y los miedos que he padecido son poco en comparación con todo lo que vivo ahora. Si ahora puedo tener una vida más valiosa y agradable que antes, es gracias a mi enfermedad.

 

¿Curandero?

Aunque Jo Van Eeckhout afirma haber curado a un montón de gente que había sido desahuciada por otros médicos, ya ha sido suspendido dos veces por el Colegio Oficial de Médicos. A principios de año incluso fue condenado por un tribunal porque seguía tratando pacientes a pesar de estar suspendido. También hay otras investigaciones pendientes sobre sus controvertidas prácticas médicas. El profesor Willem Betz, jefe del departamento de formación de médicos de cabecera en la Universidad Libre de Bruselas y secretario general de SKEPP (Círculo de Estudios para la Evaluación Crítica de la Pseudociencia y lo Paranormal) lleva años luchando contra Jo Van Eeckhout en la prensa.

HUMO Usted llama a Jo Van Eeckhout curandero y charlatán. ¿Por qué?

PROF. WILLEM BETZ Lo conozco personalmente. Hace tiempo los dos tuvimos una consulta de médico de cabecera en Kalmthout y en aquel entonces conocí a mucha gente que había sido "tratada" por él. Recuerdo, por ejemplo, el caso penoso de un señor que tenía cáncer. A pesar de la terapia alternativa y la fanfarronería del curandero Van Eeckhout no se curó, sino que padeció unos dolores terribles. Y eso que en su caso no había por qué: un médico normal sabe acerca del control del dolor y puede hacer que los últimos meses o incluso años de un paciente de cáncer terminal sean muy llevaderos. Van Eeckhout no quería saber nada de todo eso y como resultado aquel hombre murió en medio de horrendos dolores.
Lo peor fue que inmediatamente después de la muerte de aquel hombre le dijo a su joven viuda: "Su hijo también lo tiene. Si no deja que lo trate rápidamente, irá por el mismo camino". Afortunadamente aquella mujer tuvo la sensatez de evitar todo contacto con Jo Van Eeckhout.
Van Eeckhout sostiene que las almas de los muertos se pueden pegar a los vivos y que esto provoca enfermedades como el cáncer, pero que él puede quitar tanto a esas almas como las enfermedades. En toda mi carrera como médico he oído tal tontería.

HUMO Aun así hay mucha gente que dice que Van Eeckhout la ha curado milagrosamente.

BETZ Muchas personas que afirman haber sido curadas por curanderos en realidad fueron curadas por médicos clásicos sin darse cuenta. Mira a Vicky Versavel: muy probablemente su operación fue un éxito. Sus médicos, sin embargo, querían ir sobre seguro –siempre pueden quedar un par de células cancerosas después de una operación– y por eso propusieron quimioterapia como tratamiento extra. Después de la operación tenía un 50% de probabilidad de sobrevivir pero, si hubiera recibido quimio, esa probabilidad habría subido hasta un 75%.
Si el cáncer en este momento parece haber desaparecido de su cuerpo, significa solamente que su cirujano –no Jo Van Eeckhout– hizo un buen trabajo.

HUMO Vicky dice que Van Eeckhout tiene un don especial que nosotros simplemente no podemos comprender.

BETZ El único don que tiene Van Eeckhout es que sabe convencer a la gente, sobre todo cuando ya no saben qué hacer. A lo largo de los años ha reunido a todo un grupo de seguidores que se esfuerzan por difundir su mensaje. Y ahora utiliza a Vicky Versavel como cartel publicitario.
Jo Van Eeckhout es muy buen comerciante. Según dice, también cura a la gente a través del teléfono. Como médico serio, sólo puedo comentar esto al respecto: es criminal hacer creer a personas con cáncer que las puedes curar por teléfono. Esto es estafa pura y dura.

 

Lourdes

HUMO Según Van Eeckhout, y Vicky está de acuerdo con él, lo que provoca cáncer es una actitud equivocada.

BETZ Tonterías. Y también una señal muy peligrosa para todos los pacientes con cáncer. Lo que Jo Van Eeckhout dice en el fondo es: "Si estás enfermo, es por tu propia culpa".
Mira, la causa del cáncer es una combinación de factores hereditarios y sustancias tóxicas en el ambiente. En las personas jóvenes, como Vicky Versavel, es sobre todo la herencia. Su propia historia lo demuestra, porque al parecer su hermano también desarrolló un cáncer cuando era joven.

HUMO Jo Van Eeckhout se refiere a la quimioterapia como "el tren hacia Auschwitz".

BETZ Es una mentira muy gorda. Gracias a la quimioterapia podemos curar cánceres ahora que hace veinte o treinta años eran mortales. Cuando yo estudiaba la carrera de medicina, todos los pacientes con leucemia morían. Hoy en día, gracias a una quimioterapia adaptada, casi todos se curan.

HUMO Un año después de su operación Vicky Versavel se hizo un escaneo y no se encontraron células cancerosas en su cuerpo. ¿Está curada definitivamente?

BETZ Podría ser, espero por ella que sí. Pero también podría ser que no: algunos cánceres suelen tardar años en volver. Se conocen casos de cáncer de mama en los que el cáncer sólo empezó a proliferar otra vez después de veinte años. Un año es demasiado corto para poder decir algo sensato. Por esto los oncólogos prefieren esperar cinco años después de la terapia antes de evaluar la probabilidad de supervivencia de sus pacientes. Pero ningún paciente con cáncer "curado" recibirá nunca la seguridad de que jamás volverá a enfermar.

HUMO Para finalizar, la que quizá sea la pregunta más fundamental: no tiene un paciente en última instancia el derecho de decidir él mismo por quién se deja tratar?

BETZ Totalmente de acuerdo, pero sí tienes que poder elegir en base a una información honesta, y Jo Van Eeckhout no da a sus pacientes información honesta. Sus métodos nunca han sido estudiados y él miente sobre sus resultados: dice que puede curar cualquier forma de cáncer y garantiza una probabilidad de curación del 100%. Ningún médico serio puede hacer eso.
En Lourdes el Vaticano ha reconocido sesenta casos de curaciones milagrosas en los últimos cien años. En comparación con los millones de personas que peregrinan al lugar, son muy pocos. Probablemente murieron más personas en accidentes camino a Lourdes de las que se curaron allí. Pues yo estoy convencido de que el porcentaje de curaciones de la consulta de Van Eeckhout no es más alto que el de Lourdes.

 

Diederik Van den Abeele

(Fotos de Johan Jacobs)

 

 

 

Nota del traductor: a principios de 2010 Vicky Versavel estaba viva y prosperando.